Fraude en la escolarización

fraude escolarizacion Cada inicio de curso surge una disputa entre varias familias para conseguir una plaza en los colegios concertados más demandados. Las plazas se otorgan siguiendo un estricto proceso de puntos en un baremo: la cercanía del domicilio familiar al centro educativo, la renta familiar, la discapacidad de alguno de los progenitores o el mismo alumno, una enfermedad crónica del escolar… son algunas de las normas que se contemplan a la hora de otorgar una plaza a un menor.

Algunas de estas familias realizan actos fraudulentos para obtener una ventaja sobre la baremación establecida como puede ser la falsificación del domicilio o la declaración de una minusvalía inexistente.

El número casos de fraude en la escolarización aumenta cada año, siendo una de las grandes preocupaciones que los padres ponen en nuestro conocimiento. El primer paso para detectar el fraude siempre depende de los progenitores, quienes deberán solicitar al centro los expedientes de los solicitantes y advertir los casos especialmente dudosos. Partiendo de esta base, son nuestros detectives los que toman el relevo detectando en un tiempo record las escolarizaciones fraudulentas.

Una buena educación es la base de todo, no juegue con el futuro de sus hijos y contacte con TROYA.