Malos tratos a niños y ancianos

Las agresiones hacia nuestros seres queridos más desprotegidos es un grave problema que afecta a mucha más gente de la que creemos.

Nuestros hijos pueden ser objeto de abusos, tanto físicos como psicológicos. Y son los padres los que deben advertir los primeros síntomas de que el niño está sufriendo. En muchas ocasiones el fracaso escolar se debe a situaciones de “Bullying” o acoso escolar por parte de compañeros, que genera en el niño una situación de estrés y de bloqueo psicológico que le incapacita para un normal desarrollo físico, psicológico, educativo y social.

En otras ocasiones, el maltrato es físico, extrapolable no solo a niños, sino también a personas mayores. Pudiendo ser una persona que se haga cargo de el cuidado de los mismos, como un familiar, del cual nunca sospecharía dicho maltrato. También puede ser una cuidadora profesional, que se toma su autoridad sobre el desvalido con mano alzada.

Hay multitud de personas y situaciones en las que se puede generar una conducta violenta, ya sea ocasional o continua, sobre los niños y mayores. Depende de usted contratar nuestros servicios de investigación privada, para que podamos salvaguardar el bienestar de su familia. No lo dude y póngase en manos de expertos profesionales, como los que forman TROYA.